Sobre canalizar otras entidades

Hola, Núria,

He sentido escribirte desde hace un tiempo…

He leído en varias ocasiones información de tu página web airedeluz y agradezco mucho lo que ahí expones.

En particular me resulta de especial interés lo que explicas en relación a la canalización, por lo que estoy viviendo desde hace un tiempo para acá. Actualmente estoy en un punto muy bloqueada, pues desearía poder elegir cuándo y con quién me “comunico” y no es así… Estoy viviendo una situación bastante desagradable, pues interfieren quienes quieren y cuando quieren. Y aunque a veces siento a seres de luz, mayormente siento presencias y emociones de seres que están en densidad. Habitualmente intento hacerles consciencia y elevarles a la luz, pero otras tantas veces las emociones son tan densas que me bloquean y me quedo incluso literalmente paralizada. Así pues, vi un faro encendido al leer un párrafo de tu web en el que comentas que es recomendable “cerrar canal” ante determinadas consciencias.

Te agradecería no sabes cuánto si me pudieras decir si es posible ampliar esta información o si me pudieras recomendar qué hacer en relación a eso: el cerrar canal ante determinadas consciencias. Pues por mucho que intente no conectar con determinados seres, ellos no se van. No entiendo a nivel práctico cómo se lleva eso a cabo…

Que la luz nos ilumine en nuestro andar.

 

Hola,

Cuando leo tus palabras me veo reflejada en el tiempo y no puedo dejar de sonreír. Hace unos cuantos años que pasé por lo que tú estás pasando. Es como crecer e intentar encajar tu personalidad con el mundo que te rodea, toda una proeza para los tiempos que corren. Tienes que coger perspectiva de tu habilidad para canalizar y no separarla de cualquiera de tus facultades físicas como el ver, oír o sentir. El que sea una cualidad metafísica no tiene porque hacerte sentir que no forma parte de ti misma como lo es pensar o escribir. Es una herramienta de comunicación y nunca debemos hacer que nos sobrepase. Has de saber controlarla como cualquiera de tus otras facultades. Espero que me entiendas.

La base para poder hacer lo que tú deseas y así controlar tu vida es la misma para toda tu existencia y es : creer en ti y conocer lo máximo de ti misma. Es el principio para todo. Si no crees en ti y no te sientes segura serás un simple pececillo en un mar repleto de misterios y si no te conoces a conciencia estarás expuesta a toda la información del exterior y serás sensible a su hipnotismo porque todo lo que te digan, o lo que leas te parecerá bien porque no sabes lo que te conviene al no conocerte lo suficiente.

¿Cómo te llegas a conocer a ti misma? Una parte esta basada en tus experiencias de esta vida y de otras. Tenemos un bagaje que llevamos con nosotros y eso determina en parte nuestra personalidad. Es decir, sabes que tipo de pareja es con la que te gusta vivir, la ropa que te gusta llevar, los amigos que te gustan, los paisajes que te relajan, donde te gusta vivir o que comida te hace disfrutar más. Todo ello gracias a todo lo que has vivido. Es tu experiencia de vida. Tu intuición.

Encajar la habilidad de poder ser un canal nunca ha de perturbar tu vida. Hay buenos cantantes que no cantan profesionalmente o que no cantan para nadie si no para si mismos porque así se sienten mejor con ellos mismos. Las personas que te rodean siempre estarán dispuestas a decirte lo que debes hacer con ese “don” y que deberías “donarlo” al mundo y nada más lejos de tu realidad. En tu vida personal estoy segura que no eres de ámbito público por el mero hecho de ser simpática, o guapa o divertida. Así que por el momento antes de darlo a conocer y ponerlo al “servicio” de otras personas que solo se “alimentan” de tu energía debes conocer tu “don” (tu habilidad).

Debes trabajar con ella, conocer hasta donde eres capaz de llegar, reforzar tu autoestima y conectarte con esas entidades con quien te apetezca más relacionarte y que te hagan sentir bien. Cuanto más trabajes con ella más te sorprenderás de lo que eres capaz de hacer y de ver. Si realmente quieres usar tu habilidad y quieres desarrollarla, entonces, debes experimentarla. Como si te sacaras el carnet de conducir…prácticas y más practicas y luego decidirás qué caminos quieres recorrer.

El “otro lado” no se diferencia mucho de este lado físico. Hay cosas que te pueden gustar y cosas que no. NUNCA hay cosas buenas o malas….todo depende de tu vibración interior.

Cuando tu confianza en ti haya crecido lo suficiente como para decir NO a quién no quieras conectarte habrás avanzado mucho. No les debes nada a los otras entidades (ya sean de luz o de baja vibración) igual que no les debes nada a todos los que te rodean, o si me apuras, al resto de la humanidad. El compromiso es contigo misma y con nadie más.

Por supuesto que habrá “seres” que te demandarán ayuda, o te perturbaran o notarás que quieren utilizarte y tú tienes la última palabra para decir: Sí o No.

Tomes la decisión que tomes no pasará nada malo, ni serás castigada, ni perderás el “don”. Estás en tu derecho de utilizarlo como creas conveniente y nadie puede decirte cómo y cuándo deberías hacerlo.

La autoestima es muy importante, la seguridad dependerá de ella.

Puede que al principio te agobien demasiado las presiones de ambos lados del mundo pero recuerda que el poder está en ti y solo en ti y tú decides qué hacer con el y como usarlo.

No cierras los canales, mas bien los dejas inactivos. Así que poco a poco empiezas a desarrollar tu verdadera maestría que no es otra cosa que ser tu misma y vivir la vida como deseas. Estoy segura que en la vida real no dejas que otras personas te perturben demasiado o te agobien, verás los canales de tv que más te apetezcan ese día o decidirás que te apetece quedarte en casa en vez de salir a pasear…y todo estará bien, pues en el “otro lado” lo mismo.

Tú mandas, tú decides y tú controlas.

Espero haberte ayudado desde mi óptica personal. Recuerda: Nunca dejes de ser quien eres ni por nadie ni por nada.

Un abrazo de Luz.

Núria

mafalda-radio-canalizar