Despertar

Ni siquiera en «los albores de la historia» es algo preciso para lo que siempre ha de Ser. El despertar de la Humanidad nunca tuvo lugar ni jamás se manifestó pues la realidad opaca cualquier pseudo realismo de ella misma. Siempre es y siempre será, si así lo prefieres, pero nunca fue. 

El despertar solo sucede en el único espacio habilitado para el mismo y se haya en tu interior, no en una montaña sinuosa que recuerde a ningún caballero caído, ni en un río de profundos recodos, ni en los desiertos perdidos entre las arenas de un espejismo efímero. 

El Despertar siempre ha estado en tu interior. Así de sencillo. 

No es un deseo, ni un regalo que se ofrece, ni tan solo una palabra. El despertar eres Tú mismo recordando. Mirándote a ti mismo, sonriéndote y aceptando todo lo que siempre has sido. Así de sencillo.

Y a todos no llega y a ti querido Ser que estás leyendo estas lineas está a punto de sucederte. Porque Tú lo has pedido, Tú lo has aceptado y Tú lo quieres. 

Quieres recobrar tu cordura, tu luz, tu amor, tu todo. 

Pues creíste que te fue arrebatado e iniciaste una aventura para hallarla en mil o tres mil vidas.Tu tesoro. 

Y aquí estás después de siglos y siglos, de vida tras vida intentando recuperarla y por fin llegó el momento. 

Y te encuentras aquí solo, leyendo estas palabras, encontrándote contigo mismo, con el Ser que realmente eres y olvidaste. Sin nadie más que tu propia sombra por compañía. 

Pero en realidad no estás solo y acaso con tu animal de compañía. Pero en realidad no estás solo pues Él siempre estuvo contigo, recordándote a cada paso lo que habías olvidado. 

No ha pasado ni un instante desde que eso sucedió y aún así pareces cansado y apático. Harto y aburrido. Pensando demasiado y cuestionándolo todo. 

¿Te has vuelto un cínico de la vida? ¿O más bien en un optimista abnegado con miedo a hundirse?

No te preocupes. Escojas lo que escojas da igual pues aquí siempre se pierde de una u otra manera si sigues insistiendo en creerte quien eres y no en Quien eres realmente. 

¿Lamentable? No. Valiente, audaz diría yo. 

Jamás te subestimes pues esa fuerza que yace en tu interior es capaz de colapsar millones de mundos con solo invocarla, pero no lo crees, pues no lo sientes, no la ves, no notas los cambios, no …. crees.

Y piensas: si tal vez, solo por una vez…

Y te desconectas de tu fuerza. Te distraes y vuelves a buscar fuera. 

Coge aire mi querido amig@, coge aire porque llegó el momento de saber quien eres. 

Tu intención llama a las puertas de tu abismo y reclama ser visto, reclama que se muestre la verdad, sin más demora.

Y entonces sucede. El Despertar se activa. empiezas a ver y más tarde a comprender lo que sientes. Intentas ponerles palabras a algo tan intangible como la verdad absoluta de tu propio Ser. 

Difieres, te detienes y sin embargo anhelas avanzar. 

Querid@, no hay lucha, no hay más testigos que aquellos que siempre han acompañado a tu sueño. 

Cuidándote, avisándote, amándote. 

Ahora herman@, llegado el momento tan solo has de aceptar quien eres realmente. Ese Ser creado desde el amor y la Luz con un potencial creador y una visión absoluta de la verdad. 

Ya no hay límites ni dudas.

Atrás quedaron las terribles pesadillas de muerte y soledad, de fracaso y dolor. 

Ahora se cierne sobre ti toda la verdad de tu propio Ser y eso no se puede negar. Lo sabrás. Verás quien eres y tu poder volverá a conectarse a ti  y entonces todo cambiará porué tú habrás escogido ser quien eres. Sin nombre, sin ubicación , sin historia.

Y entonces te habrás encontrado y ya jamás te volverás a perder porque ya jamás dejarás de ver y saber la verdad, la cual no es de este mundo. 

Tan solo di: «Acepto».

Y todo sucederá por si mismo y para la eternidad de los tiempos.

Así sea.  

Toda despedida …

Toda despedida
me recuerda al callar
las cambiantes aguas del gran río
lo efímero de nuestras conquistas
y la orquestación oculta
de la gran partitura
El concierto perdura
y la vida es música misteriosa
que esta mas allá de nuestro control,
la actitud defensiva
de una mente asustada
no puede oír la unidad de todas las cosas
pero el alma se desapega
de uno mismo también
y se funde al Cielo
liberada del yo …

 

¿Qué eres?

Puedes ‘hacerte el loco’ tanto como quieras, puedes entretenerte, puedes distraerte, puedes obviarlo por un tiempo, pero no puedes negarlo porque es tan cierto como ineluctable …. ‘La salvación del mundo depende de ti’.

Eres la bombilla del mundo

Fue una idea tonta, una idea insensata, de la que el hijo de Dios se olvidó de reír, y …. el espacio y el tiempo fueron el resultado, un mundo lleno de contradicciones, con altos y bajos, con luz y oscuridad, con risas y lágrimas, lleno de culpabilidad, de miedo, de ira, pero también increíble por el amor del padre que llega a todos sus rincones.

Recapacita, alcanzar la Felicidad sin deshacer tu falsa identidad … es como seguir soñando que estás despierta.

La ley de causa y efecto es una ley universal e inviolable. Tu poder radica en tus pensamientos, que combinados con tu voluntad y tus creencias, crean el mundo que te rodea. Piensa en lucha y tu vida será una guerra continua. Tú, que crees que piensas en paz, si vigilaras tu mente verías que es bien diferente; con cada juicio o crítica, con cada mirada de desprecio, con cada idea de venganza, te condenas … a vivir en y para el tiempo.

No eres el humano, ni el papel que juegas con el que tanto te identificas. No eres un cuerpo, ni esa historia a la que tanto apego tienes. Eres parte de la Mente de Dios …