El zoológico humano

La vida humana se ha vuelto inhumana. Lo es. La vida y los humanos han llegado al punto de ser patéticos. ¡Patético! Hay toda esta charla – «¡Oh!, deberíamos amar la vida. Deberíamos amar a otros». ¡Al diablo con eso! Quiero decir me importa un rábano eso, porque lo que veo constantemente es gente tratando cada vez más duro y más desesperados por hacer su pequeña egoísta vida humana mejor. Y ustedes saben que no funciona. Han ido más allá de ese punto diciendo: «Yo sólo voy a limpiar la cajita en la que vivo. Voy a tratar de hacerla más ordenada. Voy a hacerme más feliz. Voy a seguir tomando cursos felices y píldoras de la felicidad». No funciona. Llegan al punto en el que se dan cuenta que la vida es realmente patética.

La vida debería ser una experiencia, pero eso hace mucho que se fue, realmente, la vida en este planeta de humanos. La vida puede ser una experiencia hermosa e increíble, pero se ha ido de este planeta.

Los humanos están sufriendo. Los humanos se están volviendo locos y eso va a continuar. Quiero decir, en estos años que vienen van a verlo más y más. Ellos van a volverse locos, porque la vida ha llegado a ser inhumana.

La vida se ha convertido en, bueno, imaginen esto, Ustedes van al zoológico para pasar el día y están pensando, «Esta va a ser una grandiosa experiencia al ir al zoológico, y voy a ver los diferentes animales. Voy a comprar algunos animales de peluche en el zoológico para llevar a casa y voy a alimentarme con algo de comida típica del zoológico y comer algodón de azúcar y palomitas de maíz y refrescos y todo eso». Es un día de diversión. Van al zoológico y empiezan a pasear. Van a la casa de los monos y van a las jaulas de los leones y ven a los elefantes. Quedan tan atrapados en ello que se olvidan que están en el zoológico.

Se olvidan que llegaron allí para tener una experiencia, de visita. Y muy pronto el mundo exterior, la realidad, la realidad real se desvanece. Se olvidan. Ahora están atrapados en el zoológico y muy pronto están en una de esas jaulas. Y muy pronto se ahogan. Están atrapados. Muy pronto están sentados en la jaula y se dan cuenta que la gente viene por burlarse de ustedes, los miran, y luego, muy pronto, están gruñéndoles a ellos. Están tan atrapados en su jaula en el zoológico, y lo que hacen es intentar limpiar la jaula y oran por una comida un poco mejor. Rezan por un poco más de calor en las noches frías. Rezan por un poco más de compañerismo de los otros que están encerrados en su jaula con ustedes.

Se les olvidó que no es la realidad. Se les olvidó que esto no es real. Pero insisten en ello. Trabajan en ello. Intentan ser un mejor animal enjaulado en el zoológico. Intentan ser un poco más listos que algunos de los otros animales. Intentan evitar el envejecimiento en el zoológico. Tratan de ser un mono con una mirada muy bonita en el zoológico. Se les olvidó que no pertenecen allí. Y peor que eso, todos los demás que los rodean lo han olvidado también.

Este mundo es psicótico. No estoy hablando mal de los humanos, las personas. Los humanos están bien, pero ellos creen en esta basura. Ellos creen en el amor. Ellos hablan del amor y lo que veo de tantos es necesidad. Hablan de la caridad y lo que veo de tantos es la culpa. Hablan de la felicidad y todo lo que veo es la zanahoria delante del caballo para que pasen por otro día. Hablan de sus religiones y sus dioses, pero todo lo que veo es control. Hablan del progreso y todo lo que veo es distracción. Hablan de hacer lo correcto para el bien de todos, y todo lo que veo es que están tratando de conseguir más para sí mismos.

Ustedes están en un lugar divertido que es justo en el medio de todo ello. Tienen esa fuerza de gravedad tirando de ustedes cada día y cada momento, y sin embargo, saben que no es real. Saben que hay algo más. Ustedes son interesantes porque, tan duras como han sido las cosas, todavía quieren más. Y van a insistir en ello, es por eso que los amo. Van a insistir en ello hasta que estén fuera de ello, hasta que hayan salido de la jaula y el zoológico, y puedan reírse de ello. Y luego, una vez que eso sucede las cosas por las que se preocupan aquí, una vez que vayan más allá, estar fuera de las puertas del zoológico y se rían de ello, se darán cuenta de que era sólo una experiencia; salen, entonces en ese punto, pueden caminar de regreso en cualquier momento pero nunca van a quedar atascados de nuevo. Nunca van a quedar inmersos en ello por la fuerza de gravedad del zoológico y de la jaula y de todo lo demás de nuevo. Nunca.

No van a salir de allí a través de su humanidad. Así que una vez que se den cuenta de eso, una vez que estén listos para dejar ir, una vez que se den cuenta de que este es un gran mundo loco y que no van a encajar en él, que no van a detener su envejecimiento o detener sus problemas de salud o detener cualquiera de esas otras cosas desde adentro de la jaula en el zoológico. Simplemente no lo hacen. Una vez que se dan cuenta de eso, entonces todas estas cosas repentinamente se aclaran por su cuenta. No porque están trabajando en su salud o porque están trabajando en su envejecimiento o su dinero o cualquier otra cosa, porque han ido más allá de ello. Han avanzado más allá de todo eso.

Extracto Shaud 3 Serie Sigue Adelante: La Vida Sin Poder
Adamus Saint-Germain canalizado por Geoffrey Hoppe

 

ser-o-no-ser-humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =