Feliz Navidad 2019

Hola a tod@s!!!!

Una nueva etapa está por empezar. A punto de finalizar el año y casi de una manera urgente ponemos nuestra mirada en el 2020 que recién vamos a estrenar.  Deseando fervientemente que el próximo año nos cubra las expectativas que en este 2019 no hemos podido cumplir sea por el motivo que sea. 

Rápidamente trasladamos al nuevo año todo aquello que nos quedó por hacer, esos sueños por cumplir, esas ideas por desarrollar, esa forma de ser que deseamos alcanzar para no sentirnos desaparecer como el año viejo que se va sin haber podido manifestar todos nuestros objetivos. 

Deseamos nuevas oportunidades, deseamos nuevos comienzos,  deseamos más libertad, más abundancia, más salud, más compañía,  más alegría y sobretodo deseamos más amor en todas sus expresiones. 

Algunos han pasado por un año lleno de altibajos donde drama y alegría se iban alternando sin miramientos, otros en una línea recta más o menos estable y monótona pero llena de seguridad y falso confort, y otros han surfeando las olas disfrutando cada instante, sabiendo que después de una ola venía otra y aprovechando el momento cómo algo único e irrepetible, viviendo el presente en su máxima expresión.  

Pero algunos pocos mirarán hacia atrás y se detendrán en todo aquello que sí han conseguido, en cada meta que han logrado, en cada experiencia que han vivido ganando en sabiduría y conocimiento. Observarán cada momento en que tuvieron que «soltar» aún cuando el miedo y el dolor llenaba sus mentes. 

Estos últimos escogieron fluir con la energía universal aún cuando no eran conscientes de ello pero sintiendo una gran confianza en su interior para seguir adelante y siendo conscientes de que eligieran lo que eligieran jamás iban a ser destruidos por el miedo o a desaparecer tras la cortina del ego.

La cuestión es que hemos vivido este año para bien o para mal según nuestras ‘necesidades’ mentales y energéticas.  Hemos creado nuestras experiencias en base a nuestras creencias y seguirán repitiéndose en el tiempo hasta que nos demos cuenta que somos los creadores de nuestra propia vida y que podemos llegar a tener el control de la misma si creemos en nuestras capacidades.

Y para eso volvemos a manifestar un nuevo año lleno de oportunidades y retos. Volvemos a darnos las oportunidades perdidas tiempo atrás,  renovando nuestros viejos votos en aras de una posible expiación a nuestros ‘viejos pecados’. 

Olvídate de quién crees ser. Desactiva todos tus conceptos que tienes de ti mismo y que te limitan. Acepta que no sabes quién eres y qué haces aquí. Y deja paso al desconcierto. 

Despertarás dulcemente de este sueño y podrás aprovechar la oportunidad de descubrir quien eres en verdad y desatar todo tu  potencial para compartirlo con el mundo entero. 

Solo se te pide que confies, que disfrutes cada instante, que agradezcas lo que el universo te ofrece pues es el camino hacia la libertad y el empoderamiento.  

Cree en ti, en el amor, en la luz que nos une a todos como seres iguales y los milagros sucederán. 

Felices fiestas!!!!

Núria 

Participar en nuestro ‘Sorteo de Navidad’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =