Tabla de ejercicios espirituales

Si miras dentro de ti, en los más profundo que puedas llegar, en esas zonas desconocidas de ti mismo a las que nunca has accedido, te darás cuenta que ni el camino era tan difícil ni lo que ibas a encontrar era tan desconocido para ti.

Has de comprender que nos desconoces nada de lo que hay en ti. A esos lugares solo accedes desde el alma. Ella los gobierna y los administra. Sabe qué camino escoger en cada momento.

Tu alma habla por ti con palabras que no quieres pronunciar, y experimenta emociones que no puedes controlar.

Ella te conoce y sabe a dónde quiere llegar esta vez, contigo.

Si supieras que en ese instante en que sabes con certeza que estás increíblemente posicionado, en el posición correcta, descubres que traspasar la línea no era tan difícil ni tan lejana.

Mírate por un instante y descubre hasta dónde has llegado.

Nadie más podía haberlo hecho. Solo tú, con tu presencia y amor, tan solo tú.

1) Sonríe pues el final de tan prodigiosa aventura está al llegar. Tú eres magia, eres increíble y único. Sin ti tu alma no hubiera podido vivir lo que vivió.

2) Sonríe, no te preocupes, todo llega, incluido el momento del despertar, incluida la alegría de vivir, incluido el tiempo de amar. Ya lo tienes.

Si solo reflejas dudas y miedos éstos te impedirán que veas el resto del cuadro. Todo está ahí, desde siempre.

3) Ignora lo que no tienes y disfruta lo que se te muestra.

Así llegarás a ti. ¡Así sea!

fitness espiritual