Un instante de eternidad

Mi mensaje es para aquellos que no tienen su lugar en el mundo o aún no lo han encontrado pero siguen buscando, para aquellos cuyas raíces se secaron y ya no recuerdan de dónde proceden y a cada paso se sienten vacíos y sin frutos.

Ya no se sienten árboles, ya no se sienten fuertes, ya no se sienten absolutamente nada de nada. Su hastío ha hecho mella en ellos y creen que ya no forman parte de nada que el mundo pueda ofrecerles.

Se vanaglorian por sentirse diferentes. Independientes de la marea que arrastra a la muchedumbre en estas fechas pero que si bien una mano inocente tocara sus corazones éste se derretiría al instante al apreciar el amor latente que aún anida en ellos. Porque de eso es de lo que están hechos. De amor.

¿Eres tú acaso uno de ellos? ¿sientes el vacío en tus venas y el deterioro de tu memoria? ¿Acaso ya no quieres sentir, pensar, sonreír? …alejándote cada vez más de ti mismo y del mundo.

Te pido que te detengas por un instante. Tal solo me basta un instante para recordarte que tú no eres nada de esa basura emocional a la que crees que perteneces. Y no eres esa sombra vagando por el mundo sin nada que aportar y lamentándote por todo aquello que no logras conseguir.

Soy la voz que te recuerda que eres luz y que tu propósito en esta aparente vida es iluminar todo aquello en que posas tu mirada o tu sonrisa.

Deja de limitarte, de poner excusas y sentirte flojo en el presente, por un pasado ausente y un futuro incierto. Tú no eres un segundo, ni un minuto….tu eres eternidad pura.

Y vengo a recordarte que la soledad es tan imaginaria como la magia. Que el lamento es tan sordo como la risa es eco en tu corazón.

No estás acabad@, así que no te esfuerces por hundir tu rodilla en el lodo para sentirte derrotad@ porque algo no llegó a tu vida.

Siempre has resistido porque nunca te vencerán.

Mira dentro de ti; todo lo que realmente eres se haya dentro de ti, así que ¿Por qué no cambiar? Ya basta de tanta queja y autocompasión. Mira a tu vecino como lo que realmente es: Un Ser de luz igual que tú.

Harás de este año un año grande si te lo propones.

Este es mi regalo para aquellos que lo acepten.

Mi amor y gratitud eterna

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *