Un mes muy desafiante


He pensado en compartir con vosotros estos dos extractos, pues me han ayudado mucho a comprender la singularidad de las convulsiones que estoy sintiendo este mes. Portadores de luz.


Extracto del Pronóstico Mensual de Lena Stevens – Marzo 2016  – 1 de Marzo 2016


Es tiempo para poner en marcha los reseteos, las elecciones comprometidas e intenciones más grandes, tomar vuelo y ponerse en acción. Tenemos un gran apoyo este mes para estos temas, con dos eclipses y un equinoccio poderoso, eventos que siempre sostienen un gran cambio. Mucha de la transformación y el cambio ha sido hasta ahora interno y personal. Este mes inspira a los cambios internos a reunir algo más del tan necesitado combustible, prenderlo y moverse hacia la manifestación externa.

El potencial para grandes movimientos de este mes puede traer dos miedos:

El primero es el estar fuera de control con lo rápido y poderoso que las cosas se están sucediendo en sus vidas. El intento de controlar la energía resultante de este miedo podría traer ansiedad, pánico y comportamiento irracional o exageradamente agresivo.

El segundo miedo es el de dejar ir su pequeña zona de seguridad, o el miedo de que nada positivo sucederá porque nunca sucede en sus vidas. Esto trae depresión, desesperación, indignidad y un sentimiento general de sentirse estancado.
Donde sea que se hallen dentro de este espectro, serán desafiados y provocados, porque no hay escapatoria a la tendencia natural a la puesta en marcha, y a la tremenda energía que no quiere otra cosa que ponerse tras sus intenciones y compromisos y ponerlos en marcha.

Nos hemos acostumbrado a refrenarnos por nuestros miedos, y hemos practicado el abandono energético en muchas áreas de nuestras vidas. Este mes llega con la responsabilidad de dejar ir esos miedos, de seguir con los detalles y de abrazar la sincronización de cómo las cosas están apareciendo en sus vidas. Después de todo, esto es lo que ustedes pidieron, así que confíen en lo que el espíritu entrega.


Extracto de la Canalización de Kryon por Lee Carroll – La Alegría del Espíritu – 28 de febrero de 2016


Muchos seres humanos tratan de extender su mano hacia Dios, y creen que Dios es este enormísimo nivel de inteligencia y que no es personal – ¡pero lo es! Y la parte personal es que tú eres parte de esta enorme inteligencia. Tú eres parte integral.

Ese es el mensaje; verdaderamente lo es. Ahora bien, ¿Cómo pueden llevar esto a la práctico? Queridos, solo tienen ciertas vías de comunicación lineal. Solo pueden hacer ciertas clases de cosas que les resulten significativas. Podemos hablarles todo el día sobre las muchas partes de ustedes, sobre el alma del otro lado del velo ¡sobre el velo mismo! Es misterioso, ¿Dónde está? ¿Cómo es? Entonces les diré que hay una cosa – una cosa – que es común que atraviese el velo, y esa cosa tiene diversas partes. Por supuesto, esa cosa es el amor. La compasión es parte de él, y si agregan el complemento de lo que acompaña a la compasión, es la alegría; y si consideran la alegría, tiene que haber risas. De modo que una de las mejores cosas que pueden hacer para atravesar el velo, para romper el hielo de qué es qué y cómo funciona, es sentarse y estar alegres. Tomar una respiración profunda y sonreír y saber que son amados, y que allí hay una mano; en forma de metáfora, en su cerebro, véanla; tal vez como una parte de ustedes que se extiende para estrechar la mano de ustedes. Y cuando lo hacen, sonríen, y no están necesitados, no están rogando, no están sufriendo. El “¡Dios, ayúdame!” con miedo es una burbuja de la que no van a salir: ¿Se dan cuenta de eso? Hacen el velo más denso cuando temen a lo que está sucediendo. Pero tengan la sabiduría, en todo lo que sucede en su vida, para sentarse y sonreír, y sentir la alegría y el consuelo de que Dios sabe quiénes son, y que el Espíritu sabe que no es por accidente que incluso estén sentados aquí.

Y luego se dan cuenta de que hay un sistema: “Estoy en él, soy parte de él, eso soy yo; no lo entiendo, pero todo en el otro lado del velo es benévolo y conoce lo que está sucediendo.” Y cuando extienden su mano hacia el velo, metafóricamente, pueden reírse en voz alta, ¡reír en voz alta! de alegría porque hay respuestas y soluciones, algo más grande que lo que puedan imaginar, y el velo de pronto se vuelve muy delgado, porque tienen la compasión de comprender, y la alegría y la sabiduría de reír. Se sabe que los más grandes líderes espirituales de este planeta, los más grandes, se reían mucho. Recuerden. No importa qué sufrieran eventualmente, su enseñanza era jubilosa.

Y entonces el mensaje se vuelve aún más complejo, porque ahora les pedimos sabiduría. Sabiduría para dejar atrás la vieja consciencia y pedir ayuda. Pueden decirle al Espíritu: “Querido Espíritu, dime qué es lo que necesito saber” y reírse todo el tiempo, sabiendo que no saben nada! Pero van a recibir lo que necesitan. Bastante bien, ¿Verdad? ¿Qué tal si el Espíritu te va dando lo que necesitas a medida que lo necesitas? ¿Es suficientemente bueno eso para ti? ¿O hay una cosa lineal que dice: “¿Para estar feliz tengo que tener un depósito lleno?” La definición de abundancia es que tus necesidades estén satisfechas en cada momento cuando lo necesitas. Pero no necesitas saber qué sucederá mañana; que mañana habrá algo allí para ti. Lo habrá.

¿Cuánto amor tienen que recibir antes de darse cuenta de que está siempre allí? ¿Cuántas respuestas y sincronicidades tienen que tener antes de darse cuenta de que así es el sistema? Es hora de que la humanidad deje de temer al futuro, especialmente las almas antiguas y los trabajadores de luz.


Extracto publicación Daniel Jacob – Juzgando a la vida – 11 de marzo de 2016


A medida que los fuegos alquímicos de la transformación siguen elevándose en el Planeta Tierra, las energías tienden a apuntar a esas áreas de la psiquis humana donde hay puntos débiles en el Velo, la “armadura” que nos mantiene separados, distantes e “indiferentes”. Algunos podrían referirse a estas debilidades como nuestro Talón de Aquiles. Los pequeños contratiempos y averías en los sistemas de vida comienzan a acumularse y la gente comienza a volverse “irritable” consigo misma y con los demás.

Se ha hablado mucho sobre los peligros de juzgar o proyectar la sombra en el prójimo. Pero poco se ha dicho cuando se trata de la tendencia tan humana de JUZGAR LA VIDA MISMA cuando las cosas van mal. Lo he comprobado con otros al pasar, y he notado esto en mí mismo. Cuando los fuegos debajo de nuestras pavas personales comienzan a calentarse, la mente comienza a analizar qué está mal con el “sistema”, cuán difícil es estar en un cuerpo, cómo se está yendo al diablo la sociedad y (sobre todo) viendo cómo nosotros, nosotros mismos, creamos lo que está ocurriendo.

LA CULPA DE LA NUEVA ERA: “Tú creaste esto (tú, estúpido), con tus pensamientos y actitudes. ¡No es de sorprender que sufras! ¿CUANDO vas a aprender?”

¿No es eso solo un refrito de la culpa fundamentalista? “¡Dios me está castigando porque carezco de fe!” Poco nos damos cuenta que estas situaciones mismas son estratégicamente diseñadas para atraparnos “con la guardia baja, con los pantalones bajos y totalmente vulnerables”. Ese es el PODER del Lado Oscuro del Ser, el lago que permanece oculto, encubierto, anhelando que dejemos caer la careta, que seamos humanos, que gritemos de dolor y (cosa importante aquí) PIDAMOS AYUDA cuando sea necesario.
Como ocurre a menudo, el momento en que una persona comienza a creer, A CREER DE VERAS, le sigue inmediatamente a su encuentro cara con la Duda Secreta, verla, ahí en el espejo, cubierta de pis, vómito y auto-recriminación.

Yoda tenía razón cuando le dijo a Luke: “Tú no crees. Por ESO fracasas”. De modo que, ¿Adivina qué? Luke comenzó ahí y erró el camino hasta un lugar donde terminó declarando: “Yo soy un Jedi, como mi padre antes que yo. Usted ha fracasado, su Alteza”. Y con esas palabras, hizo mucho más que levantar una nave de un pantano. ¡Él se redimió y a su padre caído por empezar!

Cuando las cosas se ponen locas, ¡como ciertamente ocurrió en mi caso los últimos días! (la tecnología enloquece, lo que significa que no hay tiempo para analizar y crear una estrategia. Y ciertamente no es el momento de JUZGAR LA VIDA. Acabamos quedándonos quietos en la mesa de operaciones del momento, respiramos y nos mantenemos tan centrados como podemos. Y no tengan miedo de gritar de vez en cuando. El dolor de ahora es parte del placer futuro. Ese es el trato.

mafalda-alegre-versus-depre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *